Social Selling ¿Qué es y cómo implementarlo?

Es cierto que los métodos tradicionales de ventas son cada vez menos efectivos, las personas identifican las accionesde venta y las repelen con tenacidad, las llamadas en frío son agotadoras para ambas partes y ofrecen pocos resultados en la era digital. Es por esto que aparece el social selling para generar una relación más valiosa entre vendedor y prospecto, de la cual ambos se benefician sin necesidad de cerrar el negocio.

Hemos escuchado mucho el término de social selling dentro del tornado de conceptos del marketing digital, pero ¿realmente lo entendemos y podemos aplicarlo? En este blog aclararemos dudas y daremos algunas recomendaciones para implementar el social selling dentro de tu estrategia.

¿Qué es el social selling?

La venta social o social selling se trata de construir una relación de confianza, a través de las redes sociales con los potenciales clientes de tu producto. No implica persuadir para cerrar la venta sino convertirse en un referente dentro de la industria. Esta disciplina requiere de una serie de pasos para mantenerte siempre en la mente del potencial comprador, de esta forma cuando esté listo para realizar una compra, acudirá a ti de inmediato.

Las redes sociales son el aliado más importante para las ventas en este momento, pero en cuestión de venta social LinkedIn es la mejor herramienta para hacerlo, ya que es la red profesional por excelencia. Los usuarios de esta red son profesionales de diferentes entidades que buscan y comparten contenido de valor para organizaciones y particulares. Para posicionarte en la industria, sea como marca personal o como empresa deberás generar de manera constante contenido de valor, interactuar con los referentes de tu industria y obtener un engagement fuerte.

Todo suena genial pero entonces ¿cómo lo hacemos?

Lo primero es crear tu marca personal. Para esto deberás optimizar tus perfiles de redes sociales, principalmente tu
perfil de LinkedIn.

Fortalece tu imagen con una foto profesional

Complementa con una descripción de tu experiencia y habilidades, recuerda que estás buscando convertirte en el experto de tu industria al cual acudirán los prospectos cuando estén listos para comprar. Es indispensable que sepan quién eres y qué has logrado

Interactúa con grupos y foros de discusión enfocados en tu industria

Los grupos son una oportunidad excelente de exponer tu conocimiento a muchas personas que están interesadas en él. En estos lugares podrás tener la oportunidad de hacer aportes y darte a conocer dentro de la red.

Publica tus casos de éxito

Algo súper ganador en LinkedIn son los casos de éxito, demuestra que puedes liderar procesos dentro de tu área de experticia y que además has conseguido los resultados esperados o más. Esto te ayudará a generar credibilidad, este es el factor determinante para tener éxito en la venta social.

Suscríbete a los newsletters relevantes en tu industria

Los blogs y newsletters son herramientas muy valiosas que te darán una mirada más amplia y actualizada del tema que quieres tratar. Porque generarás contenido con base en esas lecturas y tendrás siempre temas frescos para generar discusión. Estos artículos no solo servirán de insumos para hacer publicaciones, sino que podrás repostearlos con una opinión al respecto. Analiza bien los contenidos y comenta lo más relevante.

Interactúa con el contenido

Comenta y reacciona a las publicaciones que te interesen, hazlo conscientemente y piensa bien en los aportes que puedes hacer, un comentario bien canalizado puede ser el foco de atención de muchos potenciales clientes.

¿Qué no hacer en social selling?

1. No mecanices las interacciones. Dar muchos likes y comentar sin pensarlo puede ser contraproducente.
2. No envíes información que no te solicitan. Uno de los errores en social selling y que iría completamente en contra de esta estrategia es enviar mensajes privados con información no solicitada. Recuerda que estás ahí para generar contenido y atraer la atención de las personas, no para vender directamente.
3. No publiques tu producto o servicio en los grupos y foros, estos espacios están destinados a compartir experiencias, opiniones, contenido de valor y resolver dudas, no para vender.
4. Dejar de lado las métricas. Analiza constantemente tu engagement y no pierdas la constancia.

Pierde el miedo, esta estrategia no es rápida, estás encontrando a tu cliente potencial a mitad de camino y lo estás acompañando hasta el final. Rompe el molde de la venta tradicional y conviértete en un experto en tu industria para que todos los clientes, acudan a ti o a tu empresa cuando requieran de tu producto o servicio. Se constante y no pierdas el foco sobre lo que quieres lograr. Genera mucho contenido y entre más valioso e interesante mejor y, por último, disfrútalo. El social selling es precisamente un ejercicio de interacción con personas, en el cual percibimos más al humano que al cliente.

Más artículos